20060327

IMPORTANCIA DE LA MEMORIA FOTOGRÁFICA MUNICIPAL

J.Gregorio Aparicio H.

Fototeca del Táchira


Inicialmente es importante plantearnos las siguientes interrogantes: ¿Porqué resulta importante una fotografía?, ¿Existen reales políticas a nivel nacional para la recuperación patrimonial del acervo fotográfico?, ¿ En la actualidad cuales son los entes o instituciones que cumplen labores de protección y divulgación de la memoria fotográfica en Venezuela?. Interrogantes que nos conlleva a iniciar esta reflexión en torno al quehacer fotográfico y su aporte al inestimable patrimonio documental que hoy poseemos y que en muchos casos desconocemos su magnitud.

La fotografía como lenguaje a partir de 1980 hasta el presente, se ha revalorizado como técnica, así como también por su valor estético, documental y testimonial; además de su potencial comunicacional. Todo bajo la mediación del empuje tecnológico y el arraigo social del masivo lenguaje visual con alta carga simbólica visual, que posee nuestra sociedad.

Identidad, memoria y patrimonio se unen para generar en América Latina bajo el discurso postmoderno una especie de urgencia mediática en redescubrir nuestro pasado inmediato. La imagen fotográfica nos permite recrearnos por un imaginario cargado de evocación y por momentos nostálgicos de lo que hemos sido, lo que actualmente somos y mirar posibles perspectivas futuras en nuestro tardío afán de reafirmarnos como pueblo, nación y continente. En Venezuela en su caso particular, ha transitado por un camino de reencuentro con su memoria visual: la fotografía, los fotógrafos, investigadores e instituciones lo han hecho posible. Hoy, mediante convocatorias como esta, se han venido acumulando una serie de experiencias que han permito consolidar la figura del archivo fotográfico como unidad básica para un real acercamiento a nuestra memoria fotográfica y sus impactos inmediatos en la sociedad actual.

Inicialmente debemos definir como un archivo fotográfico o un fondo documental, a todas aquellas colecciones de imágenes fotográficas pertenecientes al siglo XIX, XX y el presente, que son producto de un propósito determinado en cuanto a su cantidad, temario y autoría. Las mismas poseen implícitamente un valor documental o estético lo cual implica que la sumatoria de todas estas imágenes como archivo; aportan elementos importantes dentro de la categoría patrimonial cultural tanto regionalmente así como también en todo país; lo cual involucra que la integridad física de todo fondo fotográfico merece su protección, registro y reproducción. Siendo importante señalar que el propósito original de toda colección fotográfica obedece a intereses muy variados los cuales el más domestico es el caso de todo álbum familiar en todo su esplendor de belleza y afecto, así como lo son todas aquellas colecciones de índole institucional llámense de referentes eclesiásticos, oficialista u administrativas, de naturaleza educativa y todo el espectro documental que se acerque a lo científico y sus saberes. Hoy, nuestra labor de recuperación del acervo fotográfico regional nos ha conllevado a desempolvar a los fotógrafos artífices de todos los testimonios reencontrados con nuestra actual realidad: autores, foto estudios todos aquellos medios que han hecho posible reconstruir está recreativa historia de lo cotidiano.

Todo nos conduce a clasificar todas aquellas imágenes fotográficas de acuerdo a su uso y permanencia física en: colecciones permanentes como por ejemplo la Fototeca del Táchira, fondos fotográficos de autor referidos a todo el seguimiento necesario para conocer la obra de un fotógrafo específico, archivos fotográficos de naturaleza institucional o pertenecientes a empresas dentro de los cuales podemos ejemplificar a los medios impresos. En este renglón de clasificación podemos hacer énfasis en las colecciones fotográficas familiares; pues las mismas han aumentado el quehacer de nuestras vidas y nos ilustran el modelo ideal del cariño, la familia y de nuestras secretas aventuras. Por lo cual la fotografía nos conduce a obtener indicios que dieron origen a un hecho en un pasado inmediato y descifrar su contextualización espacial. Su consolidación y protección en unidad denominada como archivo nos permite protegerlas, conservarlas y dinamizar su uso para interactuar en su condición de comunicarnos y transmitirnos conocimientos mediante su contenido. Por lo anterior, todo registro fotográfico es una extensión a manera de realidad latente que se ejemplifica como un producto delatador de nuestro contexto cultural y que nos permite su uso bajo los pretextos de la subjetividad personal y potencialidad documental, técnica y de posibles universos estéticos.

Por eso, al intentar implementar políticas de revalorización y protección del patrimonio fotográfico regional, nacional y latinoamericano resulta oportuno señalar la urgente necesidad de generar los recursos humanos e instrumentales para desarrollar y garantizar el trabajo investigativo que ello amerita; aunado a esto, es importante reafirmar el trabajo creador de todas aquellas actividades fotográficas que vienen implementado instituciones afines al rescate de patrimonio documental como los son los museos, bibliotecas, fundaciones y todas aquellas unidades audiovisuales que se alimentan del archivo que a diario vamos creando. Siendo importante de resaltar la silenciosa labor que han cumplido todos aquellos medios impresos; periódicos y revistas que desde la creación del medio fotográfico han testimoniado con la impresión de imágenes que generan un tesoro para la difusión de imágenes que han hecho la historia contemporánea.

En la actualidad toda política para la implementación de un inventario de patrimonio fotográfico en Venezuela en estos últimos veinte años han resultado por iniciativas aisladas de instituciones que con criterio centralista lo han desarrollado. El Instituto Biblioteca Nacional de Venezuela en su responsabilidad de recuperación del acervo documental nacional ha descuidado de manera abierta el aporte que desde la provincia venezolana hemos cumplido en el rescate de la memoria fotográfica local, hecho posterior al diagnóstico que se instrumentó en 1982 conjuntamente por la Biblioteca Nacional y la Organización de Estados Americanos sobre el "Desarrollo de los Archivos Audiovisuales". Luego se fueron incorporando otras iniciativas que repito que de manera aislada se han hecho por el patrimonio fotográfico nacional. Seguidamente conocimos par iniciativa del Instituto de Patrimonio Cultural en 1996 mediante la instrumentación de lo contemplado en el capitulo II, articulo 6° ordinal de la Ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural se intentó la creación nacional de un programa piloto que realmente diagnosticara el estado actual del hasta ahora acervo fotográfico documental venezolano.

Todo lo anterior se suma al I Simposio Nacional de la Fotografía realizado en la Universidad Simón Bolívar en Caracas en 1985, y que dio la apertura a una serie de eventos nacionales en diferentes ciudades del país incluyendo la ciudad de San Cristóbal en abril de 1988; eventos que de manera romántica y por iniciativa de individualidades e investigadores han llamado reiteradamente a la consolidación de reales políticas de rescate o recuperación de nuestra memoria visual. Estos eventos fotográficos luego de aproximadamente veinticinco años de actividades cumplidas tanto a nivel nacional como en Latinoamérica han generado positivas expectativas en lo que respecta al interés despertado por la revalorización, investigación y divulgación pedagógica del acervo patrimonial fotográfico. Tal como lo señala una de las pioneras de la investigación fotográfica en nuestro país como lo fue Josune Dorronsoro"...El mayor indicio del auge alcanzado por la historia de la fotografía en América Latina lo encontramos al tratar de inventariar lo que en este campo se ha publicado en los últimos veinte años, a pesar de que esta rama de estudio de la fotografía es considerada más como un complemento de la investigación del pasado y del presente, que como un estudio dotado de su propia relevancia e interés.-."(1)

En la actualidad producto de la revalorización alcanzado por el poder una imagen fotográfica se han venido consolidando iniciativas que partiendo de experiencias aisladas; hoy se consolidan como grupos para la investigación de nuestra memoria fotográfica. Archivos fotográficos, fondos documentales o fototecas regionales consolidan el fenómeno alcanzado por las llamadas historias locales y la metodología interdisciplinaria de la etnohistoria. A la arqueología, etnografía, historia, tradiciones lingüísticas, orales, musicales, gastronómicas y la ecología en general. La fotografía se ha unido para enaltecer y testimoniar el quehacer en todo su espectro de cotidianidad, lo cual ha venido alimentando importantes acervos visuales que dignifican la necesidad de su protección.

Hoy, agradeciendo la invitación a participar en este importante evento conmemorativo de la Biblioteca Pública de San Juan de Colón queremos ratificar el proyecto que inicialmente en el año 1994 se denominó Fototeca del Táchira y que se viene implementando actualmente en la geografía tachirense mediante la recuperación de lo que en la actualidad denominamos memoria fotográfica regional. Recuperación, investigación y divulgación representan las bases iniciales para lograr implementar una real política de protección al patrimonio fotográfico regional lo cual se ha venido impulsando de manera sostenida con la implementación del inventario fotográfico en los diferentes municipios que conforman la geografía tachirense y que obedece a una teoría inicial de la manera cómo se introdujo y evolución el "mediún" fotográfico por la zona occidental del país; muy específicamente por el puerto de Maracaibo.

Bolívar, Pedro María Ureña, Junín, Capacho libertad e Independencia, Jáuregui, San Cristóbal y actualmente el municipio Ayacucho, conforman el inventario fotográfico realizado hasta el presente. En la actualidad conjuntamente con la coordinación del Lic. Anderson Jaimes se ha cumplido con la población de San Juan de Colón y sus parroquias. Labor ya iniciada por la fototeca en los municipios testigos del itinerario inventarial que hemos cumplido en estos 11 años de labor en pro - del patrimonio fotográfico regional.

Hecho que se ha ejemplificado con la impresión y circulación del cuaderno didáctico de historia fotográfica regional, Crónica Visual del Táchira publicación que ha alcanzado hasta el presente el número 6, y que en esta oportunidad está dedicado a la geografía del Municipio Ayacucho. Lugar donde con el trabajo de un grupo interdisciplinario hemos realizado una inicial compilación del acervo fotográfico municipal, y que esperamos cumplir a futuro como émulo a el esfuerzo demostrado por Humberto Díaz Brantes que en 1930 publicó una primogénita gran memoria fotográfica del estado Táchira.

En la actualidad el trabajo de investigación cumplido no sólo nos ha llevado a rescatar aquellas anónimas imágenes que descifraron una época. También el propósito es promocionar y reconocer los creadores de hoy. Que con sus registros fotográficos nos muestran el acontecer y la construcción de la memoria de un futuro inmediato. Nuevamente, el reto común en el milenario oficio del vivir está en las perspectivas de innovadoras tecnologías que nos habitan en nuestra cotidianidad. Los registro fotográficos del pasado solo nos muestran la potencialidad de imágenes de un mañana; extemporal, sin tregua a la nostalgia y sin posibilidad para el asombro. Pues el tiempo es el ahora; fugaz, indescifrable, impersonal e intransferible.

Referencias:

(1) DORRONSORO, JOSUNE.

1993 Balance de la investigación histórica de la fotografía latinoamericana, desde

fines de la década del setenta hasta la fecha. Pag. 23 Memorias Encuentro de Fotografía latinoamericana, COÑAC, FUNDARTE, Caracas.

- IABN ,OEA

1985. Archivos Audiovisuales de Venezuela: diagnostico y recomendaciones

Estudio elaborado por Víctor Silva Gana y la Dirección de Servicios Audiovisuales y la oficina de Cooperación del Instituto Autónomo Biblioteca Nacional, Caracas.

- INSTITUTO DE PATRIMONIO CULTURAL.

1996. Preinventario del Patrimonio Cultural Fotográfico realizado por Antonio Padrón Toro, Caracas.

- CASTAÑEDA BURAGLIA, ANTONIO

1986. Conservación y archivo del material fotográfico

cartillas de desarrollo cultural, Instituto Colombiano de Cultura, Bogotá.

________________________________________

Ponencia presentada el 25 de Octubre e 2005 durante las jornadas de estudio con motivo de I Aniversario de la Biblioteca Pública Munic





<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?